viernes, 19 de marzo de 2010

Micro: Sin palabras



Esperaba noticias suyas desde hacía días. Pero el cartero pasaba de largo por su buzón, que se quedaba con la boca abierta y la panza vacía.
Ella, le había escrito miles de cartas. En unas le contaba confidencias, en otras poemas o inventaba cuentos apasionados, dónde ellos eran los protagonistas.
Siempre con la esperanza de que él volviera a responderle de aquella manera, que sólo él sabía.
Su vida se llenó de silencios, de ausencias sin despedidas, de distancias sin palabras, de un mar de desesperación y frialdad.

Entonces con la cabeza apoyada en su escritorio, mientras ahogaba un llanto silencioso e intenso, tomó la decisión.
Desde aquel momento ya no escribiría más.
Ya no volvería a
esperarlo, a quererlo, a pensarlo, desde su ventana.

Desde el tablero, una pareja de máquinas de escribir, la observaban en silencio y se miraban de reojo, preguntandose incrédulas:

¿Sería capaz de cumplir su propia promesa?

7 comentarios:

  1. Lo dudo mucho. No está convencida, porque fue un arrebato. Pobre, lo que va a sufrir.


    Muchos besos, encanto.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita foto Loli, parece una princesa del siglo XXI. Yo no podría dejar de escribir porque las palabras que se quedan dentro, se enquistan y después cuando salen duelen más.

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que aqui esta en una lucha interior muy grande entre sus dos pasiones: el amor y la escritura. ¿Qué amor ganará?

    Un besote

    Miguel

    ResponderEliminar
  4. Llevaba tiempo sin asomarme.
    Sigo vivo.

    Bonita imagen.
    Creo que sobrevivirá.
    Seguro que sí.

    ResponderEliminar
  5. Es fuerte..mira se dicen muchas cosas, pero el sentimiento muchas veces, puede más...
    Ahora creo que no debe dejar de escribir porque a muchos la escritura nos permite sacar sentimientos que de otra manera seguirian escondidos..Lo otro, lo dirá el tiempo

    Besines Loli..
    no parece , pero de todo sobrevivimos, menos del más allá :)

    ResponderEliminar

Tu comentario es mi fuente de energía para escribir: